ESTATUTOS DE LA FUNDACIÓN BIBLIOTECA DE LITERATURA UNIVERSAL (BLU)

Título I. Disposiciones generales

Capítulo I INSTITUCIÓN, DENOMINACIÓN Y RÉGIMEN JURÍDICO DE LA FUNDACIÓN

Artículo primero

La Fundación Biblioteca de la Literatura Universal, en adelante, la Fundación, es una organización sin ánimo de lucro que tiene afectado de modo duradero su patrimonio a la realización de los fines de interés general que se detallan en estos Estatutos.

Artículo segundo

La Fundación tiene personalidad jurídica propia y plena capacidad de obrar, sin otras limitaciones que las establecidas por la legislación vigente y por estos Estatutos, estando dotada de un patrimonio destinado al cumplimiento, sin ánimo de lucro, de los fines fundacionales.

Capítulo II ÁMBITO TERRITORIAL, DOMICILIO Y DURACIÓN

Artículo tercero

La Fundación tiene un ámbito de actuación estatal, y su domicilio en la Villa de Madrid, en la calle José Abascal, 58, piso bajo derecha.

El Patronato está facultado para trasladarlo ulteriormente, debiendo poner en conocimiento del Protectorado de Fundaciones los cambios que efectúe.

La Fundación, para el desarrollo de su labor, puede crear establecimientos y delegaciones en los lugares que estime oportuno cuando así lo acuerde el Patronato.

Artículo cuarto

La duración de la Fundación será indefinida, sin perjuicio de lo establecido en el Título V de los Estatutos.

Título II. OBJETO Y ACTIVIDADES

Artículo quinto

Objeto y determinación de beneficiarios

Los fines de la Fundación son la edición de una “Biblioteca de Literatura Universal”, así como cualesquiera otras actividades anejas a las anteriormente mencionadas, incluso la colaboración al desarrollo de las nuevas tecnologías de la comunicación encaminadas a la finalidad de destacar el valor del idioma español como lengua universal de cultura.

     La Fundación, para el desarrollo de su actividad, promoverá la edición de la Colección Biblioteca de Literatura Universal, así como cualquier otro tipo de publicación en soporte físico o lógico. Podrá también organizar cursos, conferencias y cualquier tipo de acto de promoción o divulgación, bien directamente, bien a través de convenios de colaboración con terceras personas o entidades, encaminadas a resaltar el valor de la lengua española.

     La determinación de los beneficiarios, ya sean personas físicas o jurídicas, se efectuará por el Patronato con criterios de imparcialidad y no discriminación.

     Nadie podrá alegar ante la Fundación o su Patronato, ni individual ni colectivamente, derecho alguno de goce de sus beneficios antes de que fuesen concedidos, ni se impone su atribución a personas determinadas.

Título III. ÓRGANOS

CAPÍTULO I DEL PATRONATO

Sección Primera

Composición y régimen de sesiones y acuerdos
Artículo sexto

El Patronato de la Fundación es el superior órgano directivo de la Fundación.

El Patronato estará constituido por un mínimo de tres miembros.

Los patronos podrán ser fundadores, natos y electivos. Podrán, asimismo, nombrarse a otras personas con el carácter de Patronos Honorarios.

El Patronato, constituido bajo la Presidencia de Honor del Ministro/a de Cultura, está integrado por los siguientes miembros:

El Presidente

Patronos Fundadores
Las personas físicas o jurídicas que concurran al proyecto fundacional y las que se adhieran después como fundadores en la forma establecida en la escritura de constitución y sean designados con tal carácter; así como aquellos a los que el Patronato asimile a esta condición, requiriéndose en este caso la unanimidad del mismo.

Patronos natos

  • El Secretario de Estado de Cooperación Internacional
  • El Subsecretario de Cultura
  • El Director General del Libro, Archivos y Bibliotecas.
  • El Director del Instituto Cervantes.
  • El Director General de la Biblioteca Nacional
  • El Presidente del Gremio de Editores de España.

Patronos electivos
Los Patronos electivos se elegirán por el Patronato, a iniciativa de cualquiera de los Patronos, y con el voto favorable de mayoría de dos tercios del Patronato en Pleno.

Patronos honorarios
Los Patronos honorarios tendrán voz, pero no voto, y su nombramiento no incidirá en el número de patronos indicado en al apartado 1º del presente artículo. Se elegirán a propuesta del Presidente por mayoría de dos tercios de los miembros que el Patronato tuviera en cada momento, de entre personas físicas o jurídicas que, por sus especiales conocimientos o circunstancias en relación de los fines fundacionales, se crea oportuno.

Artículo séptimo

El desempeño del cargo de patrono será gratuito.

La Fundación, no obstante, reembolsará a los miembros del Patronato el importe de los gastos debidamente justificados que el desempeño de su función les ocasione.

Artículo octavo
  1. Para poder ser miembro del Patronato se requerirá tener plena capacidad jurídica y de obrar y no estar inhabilitado para el desempeño de cargos públicos.
  2. Los miembros del patronato cesarán en su cargo por expiración de su mandato, fallecimiento, renuncia, incapacidad judicialmente declarada o sustitución en el cargo en cuya virtud forman parte del Patronato.
Artículo noveno

La duración del cargo de Patrono será de cuatro años, excepto cuando se sea al mismo tiempo fundador, en cuyo caso el cargo será vitalicio.
    
Los patronos temporales podrán volver a ser designados en sucesivas renovaciones del Patronato, así como ser nombrados vitalicios por decisión unánime del Patronato.
    
La patronos que sean personas jurídicas actuaran por medio de representante o persona que le sustituya en el cargo.

Artículo décimo

El Patronato podrá elegir un Vicepresidente o Vicepresidentes en número no superior a cinco, y nombrará a un Secretario del Patronato. Asimismo, podrá nombrar a los siguientes cargos ejecutivos de la Fundación: el Director general, el Coordinador general y el Tesorero; los nombramientos tendrán carácter indefinido, sin perjuicio de que el propio Patronato pueda revocar o sustituir a las personas que los ocupan.

     Los cargos de Secretario del Patronato, Director General, Coordinador General y Tesorero de la Fundación no serán miembros del patronato, si bien podrán participar en las sesiones que éste celebre, a requerimiento del mismo, con voz pero sin voto.

Artículo undécimo

Los nombramientos de los cargos de la Fundación deberán ser presentados a inscripción en el Registro de Fundaciones.

Artículo duodécimo
  1. El Patronato deberá reunirse como mínimo dos veces al año:
    1. una para la confección del inventario, balance de situación y cuenta de resultados, y memoria del ejercicio económico del año anterior. Esta reunión deberá celebrarse dentro de los seis primeros meses de cada año, para presentar posteriormente dichas cuentas al Protectorado de Fundaciones en el plazo establecido en la Ley; y la otra para elaborar el presupuesto y memoria explicativa del año siguiente, los cuales deberán presentarse al Protectorado en los últimos tres meses de cada ejercicio.
    2. Asimismo, se reunirá también cuantas veces sea convocado a iniciativa de su Presidente o a petición de un tercio de sus miembros.
    3. La convocatoria de las sesiones será cursada por el Secretario del Patronato a sus miembros y a los cargos ejecutivos que vayan a asistir a las mismas.
  2. Las reuniones se convocarán en primera y segunda convocatoria, con un margen de tiempo de cuarto de hora entre cada una. El Patronato quedará válidamente constituido cuando concurran a la reunión la mitad más uno de sus componentes.
    1. La convocatoria se hará al menos con quince días naturales de antelación a aquel en que deba celebrarse la reunión.
  3. Los acuerdos del Patronato se tomarán por mayoría de votos, dirimiendo los empates el voto del Presidente.
  4. Los acuerdos se transcribirán en un Libro de Actas, debiendo ser éstas autorizadas por el Presidente y el Secretario del Patronato.

Sección segunda

Competencias
Artículo decimotercero

El Patronato, en cuanto órgano de gobierno de la Fundación, será competente en todo lo concerniente al gobierno y representación de la misma sin más excepción que las que resulten del ordenamiento jurídico, extendiendo su competencia a la interpretación  de los Estatutos y a la resolución de cuantas incidencias puedan surgir en la vida de la Fundación.

Artículo decimocuarto

El Patronato es soberano en el cumplimiento de su misión sin perjuicio de que el Protectorado de Fundaciones ejerza las facultades que la legislación vigente le atribuye.

Artículo decimoquinto

Serán atribuciones y facultades del Patronato, las siguientes:

Administrar, regir y gobernar la Fundación.

Seleccionar y llevar a cabo las inversiones de los recursos de la Fundación del modo más adecuado para asegurar el cumplimiento de sus fines.

  1. Ostentar la representación de la Fundación en toda clase de relaciones, actos y contratos ante cualquier Administración, Institución, Tribunales o Juzgados, Sociedades, etcétera.

    Realizar toda clase de actos, negocios jurídicos y contratos sobre todo tipo de bienes, incluso actos de disposición de bienes muebles o inmuebles.

    Ejercer directamente, o a través de sus representantes, los derechos de carácter político o económico que correspondan a la Fundación como titular de bienes y derechos de cualquier clase.

  2. Aprobar la creación de establecimientos dependientes de la Fundación.

    Aprobar los programas de actuación de la Fundación.

    Aprobar el presupuesto anual de ingresos y gastos de la Fundación y, en su caso, los presupuestos extraordinarios y las memorias económicas que serán sometidas al Protectorado.

    Introducir en los presupuestos las modificaciones que se juzguen necesarias para el cumplimiento de las fines fundacionales.

  3. Aprobar el balance, rendición de cuentas y memoria del ejercicio anterior, que serán remitidos al Protectorado.
  4. Velar por que la Fundación cumpla las leyes y disposiciones reguladoras de las Fundaciones.
  5. Realizar cuanto mejor convenga a la buena marcha de la Fundación y al cumplimiento de sus fines.
  6. Conferir los poderes que estime necesarios al Director general, al Coordinador general y al personal de la Fundación.
  7. Designar a los patronos que forman parte de la Comisión Permanente del patronato, a iniciativa de su Presidente, con el voto favorable de la mayoría simple de los miembros que lo integren.
  8. Cualesquiera otras que le atribuyan los presentes Estatutos.

Las anteriores competencias se ejercerán con sometimiento a los preceptos legales y normas reglamentarias en materia de Fundaciones.

Artículo decimosexto

El Patronato tendrá una Comisión Permanente formada por los siguientes miembros:

  • El Presidente de la Fundación
  • El Vicepresidente de la Fundación
  • El Director General del Libro, Archivos y Bibliotecas
  • El Director General de la Biblioteca Nacional
  • El Director del Instituto Cervantes
  • El Presidente del Gremio de Editores de España o persona que lo represente Tres patronos designados por el Patronato.

Asimismo, podrán participar en las sesiones de la Comisión Permanente, a requerimiento de éstos, con voz pero sin voto, el Director General, el Coordinador General, el Tesorero, el Secretario de la Fundación y los editores que pudieran estar colaborando para la edición de la Biblioteca de Literatura Universal. El Patronato podrá delegar en la Comisión Permanente las competencias que le atribuye el artículo anterior, salvo aquellas que la legislación considere indelegables.

 

Capítulo II DE LOS CARGOS DE LA FUNDACIÓN

Artículo decimoséptimo

Corresponde al Presidente:

  • Ostentar la máxima representación de la Fundación.
  • Presidir las reuniones del Pleno del Patronato a las que asista y dirigir sus deliberaciones y ejecutar sus acuerdos.
  • Convocar al Patronato según lo establecido en el artículo decimotercero de los Estatutos.
Artículo decimoctavo

El Vicepresidente o Vicepresidentes sustituyen al Presidente en los supuestos de ausencia o enfermedad de éste, conforme al criterio que señale el patronato, pudiéndosele asignar funciones específicas.

Artículo decimonoveno

El Director General desempeñará las siguientes funciones:

  • Dirigir los servicios técnicos y administrativos de la Fundación y la contratación del personal.
  • Elaborar el proyecto de programa de actuación anual y el proyecto de presupuestos, así como el proyecto de presupuestos extraordinarios y los de programas especiales de actuación, cuando procedan.
  • Supervisar la ejecución de los proyectos y actividades de la Fundación en cumplimiento de sus fines.
  • Presentar al Patronato los proyectos de memoria de actividades y gestión económica, de balance, rendición de cuentas y liquidación del presupuesto del ejercicio anterior.
  • Mantener las relaciones de la Fundación con otras personas, organismos públicos o privados.
  • Proponer al Patronato el nombramiento de los miembros que integrarán el Consejo Científico.
Artículo vigésimo

Corresponde al Coordinador general:

  • Realizar todas aquellas funciones que le encomiende el patronato o el Director general, y representar a la Fundación en los casos en que así se disponga.
  • Disponer gastos y pagos y celebrar los contratos correspondientes, en ejecución del presupuesto de la Fundación.
  • Prestar su colaboración al Director general en la elaboración de los proyectos de programas, presupuestos ordinarios y extraordinarios, memoria de actividades, balance, rendición de cuentas y liquidaciones del presupuesto, así como en el mantenimiento de las relaciones de la Fundación con otras personas y organismos, con el fin de conseguir recursos, contribuciones y apoyos para dar el mejor cumplimientos a los fines fundacionales.
  • Cuantas misiones le encomiende el Directos general de la Fundación.
Artículo vigésimo primero

Corresponde al Secretario del Patronato:

  • Cursar la convocatoria de sesiones del Patronato, y enviar la documentación y el orden del día de la misma a los miembros que, en su caso, asistan a las mismas.
  • La gestión, custodia y archivo de las actas y documentos que reciba o envíe el Patronato.
  • Efectuar las comunicaciones del Patronato a sus miembros y a cualquier otra persona, física o jurídica, en el desenvolvimiento de las funciones que este órgano tiene atribuidas.
Artículo vigésimo segundo

El Tesorero custodiará los fondos de la Fundación, y tendrá a su cargo la realización y firma del balance, rendición de cuentas y liquidación del presupuesto, que presentará al Patronato el Director general de la Fundación y, en general, llevará la contabilidad conforme a lo establecido en la normativa que sea aplicable a las Fundaciones.

 

Capítulo III DEL CONSEJO ASESOR

Artículo vigésimo tercero

El Patronato de la Fundación estará asesorado en el ejercicio de sus funciones por el Consejo asesor, que tendrá carácter de órgano consultivo en todas aquellas actividades encaminadas al eficaz cumplimiento de los fines fundacionales.

Artículo vigésimo cuarto

El Consejo Asesor estará integrado por un mínimo de tres y un máximo de doce miembros designados por el Patronato por acuerdo de al menos dos tercios de los patronos.

TÍTULO V. Patrimonio y régimen económico

Artículo vigésimo quinto

El patrimonio de la Fundación puede estar integrado por todo clase de bienes, radicados en cualquier lugar, destinando sus frutos, rentas y productos a los objetivos de la institución, sin otras limitaciones que las impuestas por las leyes.

Artículo vigésimo sexto

El capital y patrimonio de la Fundación está integrado por la dotación inicial, recogida en la escritura fundacional y los siguientes aumentos de la dotación que acuerde el Patronato y admita a inscripción el Protectorado.

Asimismo, integrarán el patrimonio cualesquiera otros bienes y derechos no afectos a la dotación que, en lo sucesivo, adquiera la Fundación a título oneroso o a título gratuito, de entidades públicas o privadas y de particulares, en especial subvenciones, donaciones, herencias o legados.

Podrá la Fundación aceptar herencias o legados a beneficio de inventario. Los Patronos serán responsables frente a la Fundación de la pérdida del beneficio de inventario por los actos a que se refiere el artículo 1024 del Código Civil.

Respecto a la aceptación de los legados con cargas o donaciones onerosas o remuneratorias y la repudiación de herencias, donaciones o legados sin cargas se estará a lo dispuesto en la norma vigente de Fundaciones de ámbito estatal.

Artículo vigésimo séptimo

Los medios económicos para el logro de la finalidad fundacional estarán compuestos, además de por las rentas, frutos y productos o beneficios del capital o patrimonio y de las actividades que realice, por los siguientes:

Los ingresos derivados de la percepción, en su caso, de cantidades de los beneficios de la Fundación, en la cifra que determinen las tarifas, previamente aprobadas por el Protectorado de Fundaciones.

Las donaciones intervivos, herencias y legados que reciba, y de los demás bienes que adquiera por cualquier título.

Las subvenciones que pueda recibir de entes públicos.

Artículo vigésimo octavo

Los bienes adquiridos por herencia, legado o donaciones y por cualquier otro título se aplicarán o conservarán según la voluntad del transmitente y condiciones establecidas en el título de adquisición.

Artículo vigésimo noveno

Para asegurar la guarda de los bienes constitutivos del patrimonio de la Fundación se observarán las siguientes reglas:

  • Los bienes inmuebles y derechos reales, se inscribirán en el Registro de la Propiedad a nombre de la Fundación. Los demás bienes susceptibles de inscripción deberán inscribirse en los Registros correspondientes.
  • Los valores mobiliarios y fondos públicos serán confiados por el Patronato en régimen de depósito administrador a una entidad financiera.
  • Los demás bienes, muebles, títulos de propiedad, resguardos de depósitos o cualesquiera documentos acreditativos del dominio, posesión, uso o disfrute  o cualquier otro derecho de que sea titular la Fundación, serán confiados por el propio Patronato, o por la persona en quien éste delegue.
  • Todos los bienes de la Fundación se inventariarán en un Libro Registro del Patrimonio que estará a cargo del Patronato.
Artículo trigésimo

El capital de la Fundación será invertido por el Patronato en la forma que considere más adecuada para la obtención de sus máximos rendimientos, dentro de los límites legales.

Artículo trigésimo primero

El Patronato podrá, en todo momento y cuantas veces sea preciso, a tenor de lo que aconseje la coyuntura económica, efectuar modificaciones que estime necesarias en las inversiones del capital fundacional, con el fin de evitar que éste, aun manteniendo su valor nominal, se reduzca en un valor efectivo o poder adquisitivo.

Artículo trigésimo segundo

Tendrán carácter gratuito las prestaciones que realice la Fundación para el cumplimiento de sus fines, si bien podrá acordarse la percepción de sus beneficiarios del coste real del servicio, de acuerdo con la legislación aplicable al efecto.

Artículo trigésimo tercero

El ejercicio económico será anual y coincidirá con el año natural. El patronato aprobará para cada ejercicio económico un presupuesto ordinario. En él se recogerán los ingresos y los gastos corrientes. En los ingresos se comprenderán cuantos perciba la Fundación por cualquier concepto. En los gastos se mencionarán por separado los gastos generales, pudiendo destinar los excedentes de ingresos, a incrementar el capital de la Fundación.

Artículo trigésimo cuarto

El Patronato confeccionará un presupuesto extraordinario para las inversiones de primer establecimiento y las instalaciones de la Fundación.

Artículo trigésimo quinto

El presupuesto de la Fundación será siempre nivelado, no excediendo nunca las previsiones de los gastos a las de los ingresos.

     A la realización de los fines fundacionales deberá ser destinado, al menos, el 70 por 100 de los resultados de las explotaciones económicas que se desarrollen y de los ingresos que se obtengan por cualquier otro concepto, deducidos los gastos realizados para la obtención de tales resultados o ingresos, debiendo destinar el resto a incrementar bien la dotación o bien las reservas según acuerdo del Patronato. Los gastos realizados para la obtención de tales ingresos podrán estar integrados, en su caso, por la parte proporcionadle los gastos por los servicios exteriores, de los gastos por personal, de otros gastos de gestión, de los gastos financieros y de los tributos, en cuanto que contribuyan a la obtención de ingresos, excluyendo de este cálculo los gastos realizados para el cumplimiento de los fines estatutarios.

     La Fundación podrá hacer efectiva la proporción de rentas e ingresos a que se refiere el apartado anterior en el plazo establecido en la Ley.

     Serán gastos de administración los establecidos en la legislación vigente.

Artículo trigésimo sexto

Dentro de los cuatro primeros meses de cada ejercicio económico, el Patronato realizará la liquidación del presupuesto ordinario y el balance correspondiente al ejercicio anterior, así como una memoria de las actividades desarrolladas durante dicho ejercicio y de la gestión económica, con las explicaciones suficientes para que de su lectura pueda obtenerse una representación del cumplimiento del objeto fundacional y de la situación patrimonial de la Fundación.

Artículo trigésimo séptimo

La aprobación de las cuentas competerá al Patronato, sin perjuicio de las competencias del Protectorado de Fundaciones.

Artículo trigésimo octavo

El patronato puede modificar los presentes Estatutos siempre que resulte conveniente para el mejor cumplimiento del fin fundacional. El acuerdo de modificación habrá de ser adoptado por un voto favorable de dos tercios de sus miembros, presentes o representados, y deberá ser comunicado al Protectorado de Fundaciones.

Artículo trigésimo noveno
  1. El acuerdo de modificación comprenderá necesariamente los siguientes términos:
    1. Exposición razonada de la causa determinante de la modificación.
    2. Justificación del cumplimiento del requisito establecido en el artículo anterior.
    3. Contenido de la modificación, que habrá de alejarse lo menos posible de los presentes Estatutos.
  2. El Protectorado adoptará el acuerdo procedente, el cual, si supone aceptación de la propuesta se inscribirá en el Registro de Fundaciones Culturales Privadas.
Artículo cuadragésimo

El Patronato podrá promover, en lugar de la simple modificación de los Estatutos, su fusión con otra Fundación y la correspondiente comunicación al Protectorado. En tal caso, el expediente se tramitará con arreglo a lo previsto en el artículo anterior, pero siempre a instancia de la Fundación que proyecte fusionarse y con sujeción a lo dispuesto en la Ley.

Artículo cuadragésimo primero

Procederá la extinción de la Fundación:

  • Cuando las disposiciones de la escritura fundacional o de los presentes Estatutos sean revocadas, alteradas o modificadas por persona, autoridad o jurisdicción distinta del Patronato y sin expreso consentimiento de éste.
  • En el caso de que el Estado u otro organismo, autoridad o tribunal, pretenda interferir, mermar, alterar, modificar, contrariar o de cualquier forma, no respetar, observar, guardar y cumplir la voluntad de los fundadores, reflejada en los Estatutos.
  • Si llegado el caso de que por la insuficiencia de los medios de que dispone la Fundación o cualquier otra circunstancia, resultara imposible el cumplimiento del fin fundacional, de acuerdo con las previsiones de estos Estatutos y de la carta fundacional, el Patronato, lo acordara por mayoría de dos tercios de sus componentes.
Artículo cuadragésimo segundo

El procedimiento de liquidación, realizado por el Patronato bajo la supervisión del Protectorado, comprenderá necesariamente:

  • La exposición razonada de la causa que lo determine.
  • El balance de la Fundación.
  • El programa de actuación y el proyecto de distribución de los bienes integrantes del patrimonio de la Fundación o del producto de la venta de los mismos, que se hará por el patronato entre Fundaciones o entidades no lucrativas privadas que persigan fines de interés general y que tengan afectados sus bienes, incluso para el supuesto de su disolución, a la consecución de aquéllos, y que sean consideradas, a efectos fiscales, entidades beneficiarias del mecenazgo, o entre entidades públicas de naturaleza no fundacional, que persigan fines de interés general.

sitemap